EDICION DIGITAL
Lunes 18 de diciembre de 2017
Parálisis cerebral: Estudio muestra que es posible hacer un diagnóstico temprano Parálisis cerebral: Estudio muestra que es posible hacer un diagnóstico temprano
Es un hecho hiperconocido que prácticamente en cualquier enfermedad, síndrome o condición, cuanto más temprana sea la intervención sobre sus causas y/o sus síntomas,... Parálisis cerebral: Estudio muestra que es posible hacer un diagnóstico temprano

Es un hecho hiperconocido que prácticamente en cualquier enfermedad, síndrome o condición, cuanto más temprana sea la intervención sobre sus causas y/o sus síntomas, mejores son las perspectivas del sujeto.

Un estudio publicado en la revista JAMA Pediatrics, ba-jo el título “Early, Accurate Diagnosis and Early Intervention in Cerebral Palsy. Advances in Diagnosis and Treatment”, que reunió a investigadores australianos, norteamericanos, italianos, y suecos, asegura que es posible establecer un diagnóstico certero antes de los seis meses de edad y que, en algunos casos, se puede detectar al mes de nacido, aunque la sintomatología sea leve.
La Parálisis Cerebral es la discapacidad física más habitual y se presenta en uno de cada 500 nacidos vivos, con consecuencias que pueden ir desde algunos síntomas leves, casi imperceptibles, hasta otras que implican secuelas graves.
Usualmente se diagnostica entre los 12 y los 24 meses, lo que implica la pérdida de un tiempo valioso.
El trabajo consistió en tomar la literatura respectiva existente en cuatro reservorios altamente confiables (Medline, Embase, Cinahl y Cochrane Library) y analizarla, haciendo lo propio con algunas guías diagnósticas existentes.
La conclusión a la que arribaron es que el diagnóstico temprano es posible utilizando tres elementos conocidos: imagen por resonancia magnética, examen neurológico de Hammersmith y el dayc- evaluación desarrollo niños pequeños. Cuando estas herramientas, que tienen una capacidad predictiva que va desde el 86 hasta el 98%, brinden resultados de sospecha, aunque sin confirmación, debe señalarse al paciente como de alto riesgo y sometérselo preventivamente a los procedimientos terapéuticos pertinentes.
“La detección temprana del alto riesgo de parálisis cerebral, seguida de la intervención temprana apropiada está recomendada y debiera ser el procedimiento estándar para optimizar la neuroplasticidad infantil, prevenir complicaciones y mejorar las posibilidades de los niños”, concluyen los investigadores.

Comentarios

comentarios

Prensa El Cisne