EDICION DIGITAL
Sábado 23 de septiembre de 2017
Desarrollando espacios de inclusión Desarrollando espacios de inclusión
El concepto de inclusión tan vigente en los nuevos paradigmas sociales, denomina a toda actitud, política o tendencia que busque integrar a las personas... Desarrollando espacios de inclusión

El concepto de inclusión tan vigente en los nuevos paradigmas sociales, denomina a toda actitud, política o tendencia que busque integrar a las personas dentro de la sociedad, buscando que estas contribuyan con sus talentos y a la vez se vean correspondidas con los beneficios que la sociedad pueda ofrecer.
Para la educación de modalidad especial, esto supone un desafío: materializar proyectos concretos donde la inclusión sea una experiencia tangible y transformadora, no solo para aquellos a quienes se aboca, sino también para el resto de la sociedad.

Nuevo Día es una institución educativa dedicada a niños y jóvenes con discapacidad intelectual, que desde hace 36 años trabaja incansablemente para lograr el desarrollo integral de sus alumnos.
Esto significa que el objetivo primordial es lograr una inclusión verdadera. Por ello, la pregunta que ha guiado su trabajo estos años es cómo generar espacios que realmente permitan desarrollar las potencialidades de cada una de las personas con discapacidad.
La inclusión verdadera supone el intento de volver significativo el aprendizaje, incluyendo las áreas de lo pedagógico, lo artístico, lo deportivo, lo laboral como aspectos fundantes para la inserción social.
Algunos de los proyectos que ha desarrollado Nuevo Día, logrando alacanzar los objetivos transversales de la institución: promover, exponer, compartir e intercambiar experiencias desde múltiples disciplinas artísticas y desde diferentes áreas deportivas, con el objetivo de fomentar una inclusión efectiva.

El arte como herramienta de inserción y transformación social
Los tiempos han cambiado y los conceptos relacionados con la discapacidad están evolucionando continuamente.
El arte con una amplia mirada sobre la realidad, no sólo la modifica sino que también establece y construye nuevos valores. Es así como las producciones artísticas, aparecen con innovadoras técnicas, acciones y perspectivas.
Estas prácticas se producen en el cotidiano y variado universo de las personas con diversidad intelectual y requieren voluntad de reflexión por parte de toda la sociedad.
La discapacidad deja de ser planteada como un problema, para convertirse en un camino hacia nuevas respuestas e iniciativas estéticas y éticas.
La educación cambia al mundo y el arte como elemento pedagógico, transformador y liberador, alienta al individuo a crear y expresarse de forma activa e imaginativa.
Poder comprender y mejorar el potencial del trabajo artístico como herramienta de cambio, integración y realización del individuo, es poder alcanzar objetivos nuevos y dar respuestas a través del arte.
Logrando este gran desafío, podremos producir cambios concretos en la comunidad que surgen con la necesidad de encontrar alternativas a los modelos que excluyen.

Proyecto Patriarte
Este proyecto lo estamos llevando a cabo junto al artista plástico Marino Santa María, realizando murales con nuestros alumnos, sus familias y escuelas de diferentes niveles. Nuestro propósito es promover concibiendo lo artístico como una herramienta para la inclusión y la construcción de vínculos comunitarios.
Desplegamos el proyecto a través de las efemérides, plasmando a través del “Patriarte” la unificación de los valores patrios y la creatividad. Representamos con los colores celeste y blanco el esfuerzo por seguir construyendo un país libre, donde sea respetada la dignidad del otro.
Es importante la utilización de modelos de abordaje que contengan técnicas múltiples, explorando instrumentos y acciones que convoquen a todas las inteligencias, incluyendo las emotivas y las creativas.
Estas experiencias brindan oportunidades para que niños y jóvenes con distintas posibilidades intelectuales, puedan desarrollar sus capacidades de creación y autonomía.

Coro infantil, juvenil, de ex alumnos y familias
Proponemos un espacio donde el hacer sonoro musical grupal, a través de un proceso creativo, sea el medio para brindar a los niños, jóvenes y jóvenes adultos, nuevos modos de expresión.
Consideramos a la creatividad ligada íntimamente al desarrollo de la subjetividad, lo identitario del sujeto. A través de la actividad creadora el sujeto puede conectarse con sus núcleos de salud, recuperar el sentido de lo propio, la potencia de lo sano.
A partir de la tarea común un grupo comienza a conformarse como tal, desarrollándose el sentido de pertenencia y la interacción como forma de satisfacer necesidades y remover obstáculos. La interacción grupal facilita un entramado vincular, el grupo se vuelve red que contiene a sus integrantes.
Generar una producción grupal que llegue a la comunidad y realice una transformación en el imaginario reinante implica recorrer un camino de preparación en el cual los alumnos y familias se relacionen entre sí; interactuando desde un lenguaje diferente, a través de una escucha activa y atenta. Participando cada uno en la medida de sus posibilidades, construyendo así un discurso grupal que los contenga y represente.
Proponemos entonces, a partir del lenguaje sonoro musical, construir un discurso estético comunicante, que sea valorado como una producción discursiva por quienes la reciban y compartan.
Presentaciones en actos escolares y en espacios comunitarios, son el resultado de este proyecto. Próximamente seremos parte del evento “La noche de los museos”, en el taller del artista plástico Marino Santa María, organizado por el Gobierno de la Ciudad

El deporte para todos
En esta labor de integración, el deporte juega un papel fundamental que desplegamos a través de la organización de un gran número de actividades deportivas. Todos tienen la posibilidad de acceder al deporte convencional o adaptado de acuerdo a sus posibilidades.
Estas actividades aportan múltiples beneficios, favorecen la autonomía, impulsan el afán de superación, aumentando la autoestima y el desarrollo personal, a la vez que propician los vínculos grupales.
“Copa Amistad Nuevo Día de Fútbol 5 y Copa Amistad Nuevo Día de Handbol femenino”: desde hace más de 15 años, realizamos ambos encuentros deportivos junto a instituciones educativas del nivel secundario. Los equipos se conforman de manera “integrada” con los alumnos de las diferentes escuelas participantes. Cada grupo conformado de esta manera, va consolidando a partir del deporte, la experiencia valiosa del respeto, la solidaridad, la equidad, la autonomía y el trabajo conjunto.
El Diseño Curricular de Secundaria refiere: “Para que el deporte para todos tenga sentido formativo deberá propiciar los valores inherentes a la cooperación, la asunción de roles en el juego, la adecuación de sus reglas a las necesidades y posibilidades de todos los que juegan, el respeto al otro que posibilita el juego, el comportamiento ético ante las situaciones conflictivas, entre otros aspectos que promueve una ciudadanía activa y crítica. Pero el deporte será expresión legítima de la libertad cuando además de estar al alcance de todos, proponga la reflexión, el compromiso personal, la solidaridad, el protagonismo en la actividad y la inclusión social” (Bs.As., 2008).
Creemos que estos encuentros deportivos materializan lo propuesto por la curricula, promoviendo la construcción de nuevas relaciones sociales basadas en los valores y capacidades sociales necesarias para una inclusión verdadera.
“ND Corre”: en un movimiento de innovación constante para seguir creando lazos con la comunidad, en 2016 realizamos la primera edición de ND corre, carrera organizada en Ramos Mejía, lugar que nos vió crecer.
Transformamos en visible y posible, la oportunidad de compartir una actividad donde nuestros alumnos, sus familias y el resto de la comunidad pueda vivir un encuentro de inclusión.
Con la alegría que significó la gran participación y el buen recibimiento de este evento, nos animamos a organizar la segunda edición, el día 29 de octubre del corriente año, “ND Corre. Por una inclusión verdadera”. Porque creemos que la inclusión verdadera se expande más allá de Nuevo Día, siendo una necesidad inminente en nuestra sociedad, abarcando a todas las personas con discapacidad.
Solo la experiencia social de poder construir espacios en común, derriba los límites de la exclusión y afianza las posibilidades singulares de cada persona.

Virginia Fernández *
(*) La Lic. Virginia Fernández es la Directora General del Colegio Nuevo Día.

Comentarios

comentarios

Prensa El Cisne